Fiesta gastronómica, el primer fin de semana de julio en el muelle del puerto de A Guarda.

Exaltación de este rico y mitificado crustáceo que se lleva a cabo en el muelle de la villa. Aunque el protagonista es la lagosta, en esta fiesta se desarrollan también otras iniciativas como actuaciones musicales, grupo de bailes o actividades culturales para que los asistentes participen y disfruten. La abundancia de este crustáceo en la zona, junto on su exquisito sabor, impulsó al Ayuntamiento a llevar a cabo una fiesta de exaltación de este manjar tan caro y cotizado.

En la actualidad A Guarda es considerada la capital de la langosta. En esta fiesta participaron numerosas personas que disfrutaron de los más de 600 kilos de langosta que se sirvieron cocidos o a la plancha. La langosta se puede consumir de muchas formas, sola, con arroz, en ensalada, en salpicón… pero como mejor se disfruta de su sabor es al natural, simplemente cocida o a la plancha con unas gotas de aceite y dos minutos de asado. La ración de langosta incluía una langosta, una botella de vino de O Rosal, pan y de postre roscón de yema típico de A Guarda. La fiesta está amenizada por charangas y verbenas para el disfrute de todos los participantes.